Mujer Corazón Alado

corazon alado

MUJER CORAZÓN ALADO – Curso Movimientos de Mujer-

El sábado por la mañana tuvimos un taller muy muy especial dentro del curso Movimientos de Mujer.
Llegamos al 4 chacra, posiblemente el más bonito, la mitad del camino, el centro de nuestro cuerpo, el equilibrio… El Chacra del CORAZÓN.

La escuela se visitió de rosa y verde, el elemento aire inundó la sala, el olor, las velas, las esterillas, mantas, cuadernos, ofrendas para el templito… Todo estaba preparado. Una a una fuimos llegando y sentí que en esta ocasión estabamos especialmente preciosas, vestidas y adornadas con todo nuestro cariño para trabajar este chacra tan bonito e importante.

Todos los talleres son interesantes y especiales, con algunos te encuentras más comoda que con otros según lo que toque trabajar y el chacra del corazón me gusta especialmente porque es un chacra emotivo y femenino. Eso no significa que tengamos que estar llorando constantemente, significa que nos conecta con el amor autentico, no con los instintos o las pasiones, con el AMOR PURO. Por eso es un chacra emotivo porque normalmente nos ponemos capas y capas, rígidas, duras, que se supone que protegen nuestro corazón, y digo se supone porque en realidad no conozco una sola persona que sea más feliz de esa manera. Aún así solemos preferirlo por miedo a sufrir.

Shamida Heredia, con el cariño que le caracteriza, nos guió para que nosotras poco a poco fueramos atravesando esas capas y poder observar como estaba nuestro corazón y hablar con el. Prestarnos esa atención y ese cariño hacia nosotras mismas que tan necesarios son. Es sanador, es equilibrante y trae paz. No es algo místico, es poder respirar coger aire, quitarle tensión, “crear espacios”, sanar heridas, perdonar y perdonarnos y salir con el sentimiento maravilloso que es el amor auténtico y lo sana todo.

Cada taller que pasa me gusta más el curso y lo recomiendo a todas las mujeres. Además la energía que se genera en un circulo de mujeres es muy especial y creo que es algo que todas deveríamos experimentar en algún momento.

Para terminar me quedo con el té rico, los datiles sabrosos, las palmeras de chocolate, las mandarinas y las fresas, la maravillosa tarta de Eva… Esas ofrendas deliciosas que compartimos en el descanso y que hacen que el taller sea aún más placentero.

Queriendo que llegue ya el próximo y reunirnos de nuevo. Os deseo a todos un mes lleno de corazones verdes y rosas.

Aroa – Yoraida Amal.

 

 

 

Leave a Reply